Gracias Ladurée por existir

Gracias Ladurée por existir

publicado en: Cultura estética, Inspiración | 0

Son precisamente en estos momentos cuando comprendemos el verdadero significado y utilidad de la palabra belleza. Las cosas bellas existen porque nos ayudan a transformar y entender lo que va más allá de las necesidades básicas de la vida y de los instintos primarios que también poseen los restantes seres vivos. Hacemos hoy un homenaje a los salones de té de la firma Ladurée. Sus paredes acogen un verdadero universo de periodos decorativos que se apoya en la visión estética de tres mujeres que inspiraron el estilo de su época y el de los arquitectos de la casa parisina. Madame de Pompadour, Eugenia de Montijo que se convertiría en Emperatriz de Francia y Madeleine Castaing. Estas tres damas son fuente irrenunciable de inspiración junto al magnetismo que otorga el uso de materiales nobles y objetos de arte decorativos, todos sinónimos de belleza y extrema delicadeza. En La Casa Chiquita hemos apostado desde hace años por los accesorios y objetos de perfumería de Ladurée para crear un estado de sofisticada elegancia para los sentidos.