Juventud, divino tesoro…

Juventud, divino tesoro…

publicado en: Genios y Promesas | 0

 

“Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro…
y a veces lloro sin querer…

 

La Casa Chiquita rinde en esta ocasión homenaje a Rubén Darío. Con la ternura, pasión y halagadora expresividad de sus palabras les presentamos la que es una de nuestras colecciones de porcelanas más bellas. La fragilidad de unos pajarillos se unen a la fuerza del rojo para una combinación vital. ¿Vienes a conocerla?