Tenía que ser en La Casa Chiquita. Los calcetines más apasionadamente divertidos han llegado para convertirse en el accesorio de moda que marca tendencia. Todas las miradas, a tus pies.