De una improvisada tabla de madera surgen maravillosos objetos decorativos que animarán tus paredes como nunca antes habrías imaginado. Mariposas y escarabajos de elegantes colores guardarán en sus entrañas tus objetos más delicados.